Juan Barrero tiene 80 años y ha pasado el verano “muerto de calor” en la residencia de mayores de Parla, una de las 25 residencias públicas de Madrid. En plena época de vacaciones ni él ni sus compañeros pueden decir que hayan pasado una temporada agradable, más bien lo contrario. “Las habitaciones no tienen aire acondicionado. Con las temperaturas tan altas que ha habido, hemos llegado a estar en la cama con 35 grados”, explica al otro lado del teléfono.

El testimonio de Juan no es anecdótico, sino el mismo que se repite en varias residencias de la Comunidad de Madrid este verano y que pasa a engrosar la lista de denuncias en torno al funcionamiento de estos alojamientos para mayores en la regiónLa Asociación Plataforma por la Dignidad de los Mayores en Residencias (Pladigmare) ha recopilado quejas de Parla, Leganés, Usera, Colmenar Viejo… En las Residencia de Moscatalares, en San Sebastian de los Reyes, de titularidad pública y gestión privada, han denunciado haber recibido “la escandalosa información” de que a los residentes se les impedía abrir las ventanas por la noche para refrescar el ambiente, algo que, advierten, podría haber tenido consecuencias graves.

Artículo completo en CuartoPoder: https://www.cuartopoder.es/derechos-sociales/2019/09/13/un-verano-asfixiante-y-con-falta-de-personal-en-las-residencias-de-mayores-de-madrid/

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *